Guías Académicas

TEORÍA DE LA JUSTICIA

TEORÍA DE LA JUSTICIA

GRADO EN DERECHO

Curso 2022/2023

1. Datos de la asignatura

(Fecha última modificación: 23-05-22 11:21)
Código
102357
Plan
223
ECTS
6.00
Carácter
OPTATIVA
Curso
4
Periodicidad
Segundo Semestre
Área
FILOSOFÍA DEL DERECHO
Departamento
Hª del Derecho y Fª Jurídica, Moral y P.
Plataforma Virtual

Campus Virtual de la Universidad de Salamanca

Datos del profesorado

Profesor/Profesora
Juan Manuel Pérez Bermejo
Grupo/s
Único
Departamento
Hª del Derecho y Fª Jurídica, Moral y P.
Área
Filosofía del Derecho
Centro
Fac. Derecho
Despacho
264
Horario de tutorías
A determinar según horario de clases.
URL Web
-
E-mail
jbermejo@usal.es
Teléfono
923 294500 Ext. 6973

2. Sentido de la materia en el plan de estudios

Bloque formativo al que pertenece la materia.

Materias optativas.

Papel de la asignatura.

Polivalente

Perfil profesional.

Indeterminado.

3. Recomendaciones previas

  1.  Haber cursado y aprobado la asignatura de primer curso "Teoría del Derecho".
  2. Dado que el alumno encontrará los materiales de trabajo en la plataforma virtual “Studium”, se recomienda que disponga de acceso a internet y de una cuenta de correo “usal” activada.

4. Objetivo de la asignatura

La asignatura debe interpretarse como una revisión de las contribuciones al problema de la justicia más discutidas en la actualidad, y cuyo rastro sea visible en los debates contemporáneos sobre los asuntos políticos y de moral pública. Esta pretensión explica que los contenidos del programa reúnan teorías de la justicia inmediatamente contemporáneas, fundamentalmente del siglo XX y comienzos del XXI.

Su primer objetivo es proporcionar al alumno un marco informativo suficiente sobre uno de los principios informadores básicos del orden jurídico. No será posible completar un recorrido histórico exhaustivo por las teorías de la justicia más importantes, pero sí poner de relieve cuáles son las controversias y tomas de postura más debatidas recientemente.

En segundo lugar, la asignatura se propone potenciar en el alumno las cualidades propias del razonamiento y de la argumentación: la selección de premisas racionales y objetivas, la ordenación lógica de los argumentos y el análisis de las implicaciones de cada conclusión han de ser competencias de uso diario.

Por último, la asignatura cumple la función de estimular el sentido crítico del alumno hacia los contenidos del derecho positivo.

5. Contenidos

Teoría.

IINTRODUCCIÓN. - La teoría de la justicia: método, objetivos y función en los estudios de derecho. 1.- El método filosófico en la teoría de la justicia. 2.- Objetivos de la teoría de la justicia. 3.- Los principios de justicia en los sistemas jurídicos contemporáneos.

LECCIÓN I.- Liberalismo I. El modelo de John Rawls. 1.- La decadencia de la Teoría de la Justicia durante el siglo XX. a) El escepticismo moral. b) El utilitarismo. 2.- El renacimiento de la filosofía política durante los años 60 y 70. 3.- La filosofía política liberal: su contenido mínimo. a) Igualdad o trato igual. b) Neutralidad estatal. c) Contractualismo o consensualismo. 4.- El liberalismo político de John Rawls: los presupuestos de su teoría liberal. 5.- La posición original. a) El objeto de la elección. b) La información de las partes. c) Los sistemas de preferencia de los electores. d) Las deliberaciones en la posición original. 6.- La justificación de las reglas formales del procedimiento: en busca de un fundamento para la posición original.

LECCIÓN II.- Liberalismo II. Los principios de justicia. La propuesta liberal. 1.- Introducción. 2.- Los principios de justicia de John Rawls. a) Las libertades básicas. b) La distribución de bienes y riquezas. 3.- La crítica neoliberal. a) La teoría de la justicia de Robert Nozick. b) El modelo político resultante. c) Críticas. 4.- La crítica marxista. a)  Liberalismo igualitarista y socialismo. b) La crítica de Gerald A. Cohen. 5.- Una propuesta difícilmente clasificable: la exigencia de una renta básica para todos.

LECCIÓN III.- Críticas al modelo liberal I. Comunitarismo. 1.- Presentación. 2.- Comunitarismo versus liberalismo. a) Una teoría moral deontológica. b) La persona separada de sus fines. 3.- La falsedad de sus presupuestos morales y antropológicos. 4.- La pregunta sobre los fines últimos: bases para una teoría comunitarista de la justicia. Los ejemplos de A. MacIntyre, M. Sandel y M. Walzer.

LECCIÓN IV.- Críticas al modelo liberal II. Multiculturalismo. 1.- Presentación. 2.- El liberalismo cosmopolita. 3.- La respuesta del comunitarismo. 4.- La defensa de los derechos de las minorías étnicas y multiculturales: el liberalismo multiculturalista de W. Kymlicka.

Práctica.

Las prácticas responden a varios modelos de trabajo. Un primer modelo, muy directamente relacionado con la enseñanza teórica, puede limitarse a exigir de los alumnos que lean atentamente cada lección y estén en condiciones de formularle al profesor una pregunta y una crítica motivada de sus contenidos. Un segundo modelo consistirá en el análisis y comentario de algún texto filosófico especialmente revelador de algunas de las tesis que examinaremos durante el curso. El tercer modelo, que será el más habitual, consistirá en la resolución de algunos casos particulares extraídos de la jurisprudencia, la doctrina o elaborados ad hoc. En los dos últimos casos, se tratará de concretar el trabajo del alumno mediante un cuestionario de preguntas específicas. La única exigencia es que el alumno esté en condiciones de responder oralmente a este cuestionario, sin que sea obligatorio que tenga escritas sus respuestas.

6. Competencias a adquirir

Básicas / Generales.

CB1, CB2, CB3, CB4, CB5, A1, A2, A4, A5, A7.

Específicas.

B1, B2, B5.

7. Metodologías

Como su propia denominación incluye, la asignatura posee un carácter fuertemente teórico, lo que explica el peso atribuido a las clases magistrales en el apartado 8.

Dado que el material objeto de examen estará a disposición de los alumnos en la plataforma virtual Studium, las clases podrán concentrarse en la explicación selectiva de los aspectos y problemas especialmente complejos y dificultosos para los alumnos, y no tendrán por qué explicar exhaustivamente todos los puntos del programa. Para colmar posibles lagunas, los alumnos contarán con un número suficiente de tutorías.

Las clases prácticas se distinguirán de las teóricas o magistrales por la obligatoriedad de su asistencia. Al margen de este criterio formal, su distinción con las clases magistrales no puede ser tajante en cuanto al contenido. Como se ha dicho, es posible que algunas clases requieran del alumno la preparación obligatoria de preguntas y de críticas a los contenidos de la lección, preguntas a las cuales, seguramente, deberá seguir una explicación magistral del profesor. También es posible que el profesor compruebe el grado de comprensión de sus explicaciones mediante una pregunta sobre los contenidos explicados, pregunta que los alumnos responderían los últimos 10 minutos, y cuya simple presentación ya sería un dato positivo desde el punto de vista académico.

Las clases prácticas más habituales sí serán fácilmente distinguibles de las teóricas, porque consistirán en comentarios o análisis de textos o de casos particulares, y exigirán el debate y el concurso de todos los asistentes. El alumno ha de estar en condiciones de responder al cuestionario de las prácticas, pero puede ser interpelado por otro tipo de preguntas relacionadas con el caso, o sobre su grado de acuerdo o desacuerdo con las intervenciones de sus compañeros. El profesor adoptará además el papel de contra-opinante, y tratará de rebatir las soluciones propuestas por los alumnos, con independencia de su grado personal de acuerdo o desacuerdo con las mismas; se trata con ello de hacer un uso pedagógico de la conversación, de obligar en la mayor medida posible al alumno a acometer el esfuerzo de explicitar y ordenar sus opiniones. Se pretende además que el alumno cobre conciencia de la complejidad de los problemas, pero también de que gane confianza a la hora de razonar sobre los mismos.

Se advierte finalmente que, además de obligatorias, las clases prácticas se darán concentradamente: en lugar de 50 minutos a la semana, se aprovecharán las dos clases consecutivas de las que dispongamos. De ese modo, las clases prácticas no serán semanales, sino que se celebrarán esporádicamente durante los días de la semana de más carga docente y en fechas que se irán anunciando con antelación. El motivo de esta concentración es la necesidad de profundización y análisis en algunos problemas, así como la conveniencia de estudiar un número suficiente de casos y situaciones para tomar conciencia de la complejidad de los temas. Se advierte así a los alumnos de esta circunstancia, y también de la conveniencia de que tengan despejada su agenda el día de la semana de mayor carga docente para poder asistir a estas prácticas: advertido en esta ficha, no será motivo de excusa para eludir esta tarea aducir otros compromisos.

8. Previsión de Técnicas (Estrategias) Docentes

9. Recursos

Libros de consulta para el alumno.

  • KYMLICKA, W.: Filosofía política contemporánea. Barcelona, Ariel, 1999.
  • GARGARELLA, R.: Las teorías de la justicia después de Rawls. Barcelona, Paidós, 1999.
  • MULHALL, S. – SWIFT, J.: El individuo frente a la comunidad: el debate entre liberales y comunitaristas. Madrid, Temas de hoy, 1996.

Otras referencias bibliográficas, electrónicas o cualquier otro tipo de recurso.

  • AYER, A.J.: Lenguaje, verdad y lógica. Barcelona, Martínez Roca, 1977.
  • COHEN, G.: Si eres igualitarista, ¿cómo es que eres tan rico? Barcelona, Paidós, 2001.
  • GRAY, J.: Las dos caras del liberalismo. Barcelona, Paidós, 2001.
  • KYMLICKA, W.: Ciudadanía multicultural. Barcelona, Paidós, 1995.
  • MacINTYRE, A.: Tras la virtud. Barcelona, Crítica, 1987; Justicia y racionalidad. Madrid, E.I.U., 1994; Tres versiones rivales de la ética. Madrid, Rialp, 1991.
  • MILL, J.S.: El utilitarismo. Madrid, Alianza, 1984.
  • NOZICK, R.: Anarquía, Estado y utopía. México, Fondo de Cultura Económica, 1988.
  • RAWLS, J.: El liberalismo político. Barcelona, Crítica, 1996; A Theory of Justice. Cambridge, 1971; Justicia como equidad: una reconsideración. Barcelona, Paidós, 2002.
  • SANDEL, M: El liberalismo y los límites de la justicia. Barcelona, Gedisa, 2002; Justicia. ¿Hacemos lo que debemos?, Barcelona, Debate, 2010; La tiranía del mérito, Madrid, Debate, 2020.
  • YOUNG, I.M.: La justicia y la política de la diferencia. Madrid, Cátedra, 2000.
  • WALZER, M.: Las esferas de la justicia. México, Fondo de Cultura Económica, 1993; Tratado sobre la tolerancia. Barcelona, Paidós, 1998. Guerra, política y moral. Barcelona, Paidós, 2001; Pensar políticamente, Madrid, Espasa, 2010.

Nota: cada lección incluirá una bibliografía complementaria

10. Evaluación

Consideraciones generales.

Las guías e indicaciones que aquí se describen no pueden ser exhaustivas. Los detalles más específicos (fechas exactas de cada control u otras dudas provocadas por las contingencias del curso) serán resueltos por el profesor en clase mediante acuerdo con los alumnos. El alumno deberá estar atento a estas eventualidades; especialmente, deberá estar atento al calendario que incluye la plataforma Studium, en el que se publicarán estas novedades.

Criterios de evaluación.

Dado que, como se ha dicho, la asignatura es eminentemente teórica, el examen será un instrumento de evaluación privilegiado. Los exámenes representarán el 75% de la nota de la asignatura.  Estos se irán distribuyendo a lo largo del curso; su fecha y su contenido se someterán a discusión el primer día de clase, y se anunciarán una semana después del comienzo de curso si hay acuerdo por parte de los alumnos. Las competencias desplegadas en ellos por el alumno no tienen por qué reducirse a la exposición memorística: los exámenes pueden incluir ejercicios de comentario, síntesis o el análisis de algún caso particular.

El material objeto de examen estará a disposición de los alumnos en la plataforma Studium.

La asistencia a las prácticas es obligatoria. El alumno está obligado a asistir a un 80% de las prácticas que se realicen.

En su mayor parte, las prácticas exigen del alumno que esté en condiciones de responder oralmente a su cuestionario, sin que sea preciso que entregue sus respuestas por escrito. Esta regla estará sujeta a algunas excepciones que se anunciarán oportunamente, y en las cuales sí se pedirá que el alumno entregue por escrito sus respuestas.

Aunque las prácticas constituyen el 25% de la evaluación, es condición necesaria para superar la asignatura obtener un nivel mínimo de “aprobado” en las prácticas. No obtendrán el nivel de aprobado:

  1. Quienes no hayan asistido al 80% de las prácticas.
  2. Quienes, aun habiendo asistido, no hayan demostrado haber preparado el cuestionario de las mismas. Cuando el alumno haya mostrado desconocimiento sobre el contenido de una práctica y no haber preparado ésta en absoluto, su situación será equivalente a la de no haber asistido a la misma.
  3. Quienes, cuando sea requerido, no entreguen las respuestas escritas.

Recomendaciones para el adelantamiento de convocatoria (antigua modalidad “fin de carrera”):

El alumno puede aprobar la asignatura mediante un examen que incluirá: a) la respuesta a un cuestionario de preguntas teóricas; b) la resolución de un caso práctico.

Este criterio regirá para las convocatorias ordinaria y extraordinaria.

Instrumentos de evaluación.

Exámenes.

La convocatoria ordinaria constará de tres exámenes escritos de una duración aproximada de 1 hora y quince minutos. Bajo este sistema de evaluación continua, no está previsto un examen final, pero sí uno de recuperación.

El primer examen incluirá preguntas de la lección I; el segundo examen versará sobre la lección II,  y el tercero sobre las lecciones III y IV, más breves que las dos primeras. La “Introducción” que abre el programa no será objeto de examen, pero su lectura se interpreta como necesaria para la comprensión del resto del temario.

Los exámenes serán puntuados de 1 a 10. Para superar la asignatura, el alumno deberá haber obtenido un mínimo de 4,5 puntos de media en los tres controles (o que las notas de los tres sumen como mínimo 13,5 puntos), con independencia de su nota en prácticas.

Aprobar la asignatura exige además un conocimiento mínimo de cada una de las partes sujetas a examen; por esa razón, deberán acudir a la convocatoria de recuperación los alumnos que hayan obtenido una nota inferior a 2 puntos en alguno de los tres controles de la convocatoria ordinaria.

Prácticas.

El alumno que haya asistido al 80% de las prácticas, haya mostrado su preparación de éstas y entregado los escritos pertinentes obtendrá 1 punto. El punto y medio restante será valorado en función de la cantidad y calidad de sus respuestas orales y escritas. En algunos casos, existirá una respuesta objetivamente correcta a la cuestión planteada. En otros, la respuesta será discutible; sin embargo, podrá apreciarse objetivamente la razonabilidad de la misma, su sentido común, la calidad y la cantidad de razones en su favor y la coherencia interna de la misma.

Las pruebas anteriores le permitirán al alumno obtener una nota máxima de “sobresaliente”. Para obtener la nota de “matrícula de honor”, el alumno deberá entregar antes del 30 de abril de 2015 un pequeño ensayo de unas 8 o 10 páginas sobre un libro relacionado con el programa de la asignatura. Una lista de libros recomendados se publicará en la plataforma Studium a comienzos de curso. Este trabajo puede también ser entregado voluntariamente por los alumnos que deseen elevar de este modo su nota en prácticas.

Recomendaciones para la evaluación.

1.- Atención al calendario de controles y prácticas que se irá publicando en la plataforma Studium. 2.- Lectura cuidadosa de las directrices publicadas en esta guía. Para resolver cualquier duda en relación con ellas, el alumno puede escribir a: jbermejo@usal.es

Recomendaciones para la recuperación.

Constará de un examen integral o global de modalidad teórica. Éste será puntuado de 1 a 10, y aprobado por quienes obtengan, como mínimo, 4,5 puntos.

Quienes no hubiesen obtenido un aprobado en las clases prácticas, deberán cumplimentar además un ejercicio práctico que prolongará su examen 30 o 45 minutos más. No debe ocultarse que superar adecuadamente esta segunda prueba resultará notablemente difícil para quien no se haya adiestrado en las clases prácticas y, en especial, para quienes no hayan asistido a ellas. Debe por ello subrayarse la recomendación de que el alumno no descuide su asistencia a las clases prácticas a lo largo del curso.